Search

Ahí quedaste, Bruce Willis

Autor
Sim√≥n √Āngel
Sim√≥n √Āngel
Alejandro Sophila
Alejandro Sophila
Categoría
Artículo
Fecha de Publicación
2022/09/26
6 more properties

Vengando a los dinosaurios

De una forma muy rara, estamos haciendo una ‚ÄúOperaci√≥n Deyse‚ÄĚ (¬Ņa qu√© edad te enteraste que no era ‚ÄúDaisy‚ÄĚ?) para evitar un evento parecido al que vivieron los dinosaurios hace mucho, mucho tiempo: vamos a tratar de desviar un asteroide.
Literalmente de eso se trata la misi√≥n DART, acr√≥nimo de Double Asteroid Redirection Test (adem√°s es un dardo espacial, ¬Ņentienden?). El objetivo de la misi√≥n es sentar las bases de la defensa planetaria, probando si se puede impactar y sacar de rumbo un objeto en el espacio exterior, haciendo seguimiento desde la Tierra y eventualmente salv√°ndonos del mismo destino de los dinosaurios. La misi√≥n se lanz√≥ el 24 de noviembre de 2021 en un Falcon 9 de SpaceX y casi un a√Īo despu√©s llega a su destino: el cuerpo ‚ÄúDimorphos‚ÄĚ, parte de un sistema doble de asteroides a 11.4 millones de km de la Tierra (un poco menos de 10% de la distancia Tierra-Sol). Dimorphos orbita a Didimos, cuerpo central del sistema doble.

Lo m√°s grande, Bruce Willis

Al menos por ahora vamos a dejar a los héroes y heroínas tranqui en casa, comiendo cabritas, porque no hay humanos que vayan a hacer leseras al espacio, al menos en esta misión.
Si, seg√ļn Jeff Bezos, lo de los trabajadores de Amazon obligados a ‚Äúhacer del 1‚ÄĚ en bolsas era parte de las pruebas para su proyecto: ‚Äúel suelo es pagar impuestos‚ÄĚ.
A diferencia de la misi√≥n de Armageddon, no hay bombas nucleares, ni de ning√ļn otro tipo, sino que se ejecutar√° una maniobra digna del billar: pegarle al asteroide para que se mueva.
Dramatización de la misión.
Dimorphos tiene una masa cercana a cinco millones de toneladas, por lo que el impacto de DART de 610 kg a 6400 m/s le dar√° un vertiginoso cambio de rapidez de 8 mm/s (en teor√≠a, el lugar de impacto determina mucho el resultado final). Este aparentemente peque√Īo empuj√≥n se propaga a lo largo de la √≥rbita de Dimorphos para que eventualmente sea medible desde la Tierra, que es lo que nos interesa para saber si, de ser una misi√≥n con mayor riesgo, nos jodemos o no.

Pero si falla DART, ¬Ņes nuestro fin?

¬ŅVamos a morir? S√≠√≠√≠√≠√≠
¬°¬ŅAh, tu dices por lo de esta misi√≥n?! No, entonces no. O al menos no ahora.
Todos los días la tierra recibe meteoroides, que caen como meteoros y se pueden encontrar en el suelo como meteoritos. Todos los días, a cada rato, en todas partes del mundo.
¬ŅEl truco? Mucho de ese material es muy peque√Īo, desde el tama√Īo de arena fina, hasta uno que otro camote de vez en cuando (sabemos que hay m√°s de algune al que le podria caer en la cabeza y no se dar√≠a cuenta).
Desde muy temprana edad se nos ense√Ī√≥ que tenemos la fortuna de estar rodeados por planetas gigantescos que (por su gravedad) absorben gran parte de los roquer√≠os espaciales, en particular J√ļpiter que nos ‚Äúlimpia el vecindario‚ÄĚ. La realidad es bastante m√°s compleja, ya que simulaciones modernas muestran que la misma capacidad que tiene el planeta de lanzar piedras fuera del sistema solar, la tiene para desviar piedrazos inofensivos y mandarlos derechito en nuestra direcci√≥n (y con la suerte que tenemos, no ser√≠a de extra√Īar que alguno caiga en Chilito)
Ya no tenemos (muchos) asteroides que puedan ser peligrosos para la Tierra, pero la NASA y otras organizaciones tienen los ojos puestos en la lista de NEOs, u ‚ÄúObjetos Cercanos a la Tierra‚ÄĚ por su acr√≥nimo en ingl√©s. Algunos de estos, si bien no presentan riesgo a nivel planetario, son lo suficientemente peligrosos para causar caos a nivel de ciudades, como la explosi√≥n del meteoro en Chelyabinsk, Rusia, en febrero de 2013. Por lo mismo, la capacidad de seguimiento, identificaci√≥n y eventual desv√≠o es clave si queremos seguir sobreviviendo en esta roca orbitando el Sol.

Nos has salvado, estamos agradecidos

La transmisi√≥n mostr√≥ que DART efectivamente choc√≥ con Dimorphos, y lo pudimos comprobar con la c√°mara de DART y con observaciones desde la Tierra de la misi√≥n ATLAS (Asteroid Terrestrial-impact Last Alert System, o Sistema de √ļltima alerta de impacto terrestre de asteroides). A continuaci√≥n, ambos videos.
Video hecho con capturas de DART a medida que se acercaba a Dimorphos
Otra confirmaci√≥n viene del sat√©lite CubeSat LICIACube, quien acompa√Ī√≥ a DART y se despeg√≥ de √©l antes del impacto para poder captarlo.
[Actualizaci√≥n 28/09]: desde Observatorio El Sauce en R√≠o Hurtado, Chile, se toma esta imagen que muestra la nube de polvo que ahora acompa√Īa a Didimos luego del chancacazo. ¬ŅEst√°n felices ahora, que creamos un pseudocometa?
[Actualización 29/09]: nuestros ojos en el cielo también están atenti: el Hubble y el JWST fueron a sapear qué es lo que había pasado minutos y horas luego del acontecimiento. Del estudio de cuánto se refleja la luz solar en el polvo levantado visto en distintas regiones del espectro lumínico (Hubble en ultravioleta cercano, JWST en infrarrojo cercano) se puede inferir mejor la composición de este asteroide, lo que permite entender su historia de formación y con ella, un poquito más del Sistema Solar.
El Hubble y JWST unidos, jam√°s ser√°n vencidos.
Lo que viene ahora es esperar a las próximas semanas para comprobar el cambio de órbita de Dimorphos alrededor de Didimos. Esperemos que la gente de la NASA sepa más que el equipo detrás del puente Cau Cau y haya salido todo bien.
[Actualizaci√≥n 11/10] Lo logr√≥, ese loco hijo del demonio lo logr√≥. Con m√ļltiples observaciones, hechas entre otros lugares desde Las Campanas y La Silla en el norte chico, se comprob√≥ que la √≥rbita de Dimorphos cambi√≥ acerc√°ndose m√°s a Didimos y acort√°ndose en 32 minutos. Se observa el paso del cuerpo menor en frente (o por atr√°s) del cuerpo central, y la bajada de luminosidad correspondiente se hace m√°s corta.
En la imagen se muestra la ubicación de la bajada de la luz en el momento esperado (flechas grises), pero se observan en otro momento, de órbita más corta (flechas anaranjadas)

¬ŅUn viral de Don‚Äôt look Up?

Es cosa de tiempo para que tengamos una emergencia de este tipo. Puede que ni siquiera sea en nuestras vidas, pero tenemos que estar preparados cuanto antes.
As√≠, como no tenemos segunda oportunidad para este tipo de cosas, tampoco tenemos segunda oportunidad para el planeta, ya que no hay planeta B. ¬ŅNuestra recomendaci√≥n? Mire hacia arriba, pero tambi√©n mire hacia abajo. La defensa planetaria es externa e interna. Amen a la Tierra, ed√ļquense lo m√°s que puedan y combatan el fascismo.

Referencias

Gallery