Search

Botanicosas: William James Beal y el experimento m√°s largo del mundo

Autor
Fecha de Publicación
Empty
Temas
7 more properties
En alg√ļn rinc√≥n oscuro de una oficina gubernamental, podr√≠a escucharse algo como esto:
- Oye, ¬Ņviste este proyecto?
- ¬°S√≠! Est√° interesante, pero el experimento dura 200 a√Īos. Otro bot√°nico que cree que su "ciencia" vale algo.
- Listo, entonces queda APROBADO SIN FINANCIAMIENTO, pa que aprenda a no pedir cosas imposibles. ¬ŅQu√© se ha imaginado?
- ¬°Pfff! bot√°nicos.
*Cualquier parecido con la realidad -o con alguna agencia llamada ANID de por ahí- es mera coincidencia.
William James Beal y los dientes del choclo.
William James Beal (1833-1924) fue un bot√°nico estadounidense, profesor de la Michigan State University (entonces Michigan Agricultural College), y curador de su museo. Sus investigaciones fueron principalmente en el campo agr√≠cola, siendo para muchos el padre del ma√≠z h√≠brido. ‚Äú¬ŅQue es eso del ma√≠z h√≠brido?‚ÄĚ, se preguntar√° usted. Se trata, ni m√°s ni menos, que de ese choclo que comemos con mantequilla en los veranos. Resulta que las primeras variedades de ma√≠z que se produc√≠an contaban con unas modestas 8 hileras de semillas (‚ÄĚdientes‚ÄĚ).
Ma√≠z primitivo de 8 hileras de semillas. (Imagen: 1911, Murray & Hayes; dominio p√ļblico)
Entre las investigaciones que realizaba el equipo de Beal en el Michigan Agricultural College, a fines del siglo XIX, estaban los experimentos de fertilizaci√≥n cruzada e hibridaci√≥n que buscaban aumentar la productividad de la planta de ma√≠z. Estos experimentos llevaron a producir plantas m√°s fuertes, resistentes y, sobre todo, con una mayor producci√≥n de semillas: unas majestuosas -y deliciosas- 24 hileras de ‚Äúdientes‚ÄĚ.
El que este se√Īor haya logrado un resultado tan impresionante -y relevante- en un centro de investigaci√≥n entonces muy modesto (al comienzo hab√≠a tan pocos acad√©micos que Beal, adem√°s de bot√°nica, ense√Īaba historia e ingl√©s), solo aument√≥ su fama dentro del mundo de la agricultura estadounidense.
William J. Beal en clase. (Foto: Michigan State University; https://alumni.msu.edu/stay-informed/alumni-stories/what-william-james-beal-built)
El experimento m√°s largo del mundo
En 1879, dentro de sus pruebas para determinar la tasa de sobrevivencia y la resistencia de las semillas, comenz√≥ uno de los experimentos bot√°nicos de mayor duraci√≥n en la historia: llen√≥ 20 botellas con arena y semillas, y las enterr√≥. Cada botella contiene semillas de 21 especies consideradas malezas, como mostaza negra, amaranto o tr√©bol blanco. Originalmente la idea era desenterrar una botella cada 5 a√Īos, sembrar las semillas y ver cuantas germinaban. Con esto podr√≠a tener una idea del tiempo que resist√≠an almacenadas en condiciones de fr√≠o y oscuridad, considerando un plazo de hasta 100 a√Īos. Beal esperaba ayudar a los agricultores a saber cuanto tiempo seguir√≠an germinando las semillas de las malezas presentes en los campos, hasta que dejaran de ser un problema para los sembrad√≠os.
El Dr. Beal se retir√≥ de la actividad acad√©mica en 1910, por lo que su plan siempre fue que quienes lo sucedieran en el cargo continuaran su experimento. Para esto dej√≥ un mapa detallando donde est√°n enterradas las botellas, e instrucciones precisas sobre como proceder con ellas. De haber seguido el plan original, el experimento deb√≠a terminar en 1997, pero la gente que vino despu√©s de √©l fue aumentando los tiempos de espera para abrir la siguiente botella: primero a 10, y luego a 20 a√Īos. As√≠, ahora se espera que el experimento termine en 2100.
Hoy en d√≠a los agricultores no necesitan la informaci√≥n que Beal pensaba en proveerles, pero el experimento podr√≠a tener utilidad en un campo de investigaci√≥n relativamente nuevo y urgente: la restauraci√≥n ecol√≥gica. Cu√°nto tiempo duran las semillas en un banco de semillas, qu√© condiciones requieren para mantener su viabilidad, y qu√© se√Īales gatillan su germinaci√≥n son datos que, aunque muy relevantes, se conocen muy poco para especies que son nativas o invasoras en determinados ecosistemas. En ese sentido, los datos de este experimento ser√°n muy valiosos.
¬ŅC√≥mo va el experimento? A causa de la pandemia, la botella que tocaba desenterrar en 2020 fue desenterrada en abril de 2021. Si bien en los primeros 20 a√Īos todas las especies mostraban buenas germinaciones, en el 2000, despu√©s de 120 a√Īos, solo una especie -Verbascum blattaria- segu√≠a germinando (5). Los equipos de investigadores van a√Īadiendo nuevos an√°lisis y nuevas t√©cnicas que pueden estimular la germinaci√≥n (a fin de cuentas, cada 20 a√Īos siempre hay algo nuevo). De acuerdo a lo publicado por el profesor David Bryant Lowry en sus redes sociales, en la botella desenterrada en 2021 tambi√©n germinaron semillas de Verbascum (6)
Resultados de la germinaci√≥n de la √ļltima botella desenterrada. (Fotos: D.B. Lowry; https://twitter.com/DavidBLowry)
Mientras, el experimento toma tintes de algo misterioso y m√≠stico: un mapa que se pasa de generaci√≥n en generaci√≥n, una salida cada 20 a√Īos y siempre de noche (para evitar que el sol afecte a las botellas que seguir√°n enterradas). Algo as√≠ como una b√ļsqueda del tesoro bot√°nico. Si, suena fome, pero no para un bot√°nico.
Un tesoro desenterrado (Foto: MSU/Derrick Turner)
Quedan 4 botellas. 80 a√Īos. Y el experimento seguramente seguir√° siendo pasado de un investigador al siguiente, de una generaci√≥n a otra. Es lo lindo de la ciencia cuando es colaborativa. Y, sobre todo, cuando entendemos que a veces nuestras preguntas no las vamos a responder nosotros, pero quedar√°n para guiar a los que vienen, cuando ya estemos bajo tierra. Tal como una semilla.

Referencias

1.
a
2.
b
3.
c
4.
d
ANTES DE TERMINAR EL POST, CAMBIAR EL FILTRO DE LA GALER√ćA DE ABAJO PARA QUE OFREZCA ART√ćCULOS SOBRE EL MISMO TEMA y borrar este bloque, obvio