P.A.I.P.E.
P.A.I.P.E.

P.A.I.P.E.

¿Qué es un PAIPE?

En Etilmercurio siempre tratamos de tener un estilo cercano, amigable, e incluso algo humorístico para difundir ciencia (aunque no siempre nos resulta 😭). El único momento en que nos infecta la seriedad es cuando sentimos el deber de rebatir algunos mitos que podrían llegar a ser, a nuestro juicio, hasta peligrosos.

Por ejemplo, el que haya gente que insista al día de hoy que la Tierra es plana puede parecer curioso y divertido, pero no vemos demasiado peligro en ello (a menos que esta gente se dedicara a intervenir en los contenidos de ciencia de los colegios para que su «teoría de la Tierra plana» estuviese al mismo nivel de la «teoría de la Tierra esférica»).

Pero que un número creciente de personas intente combatir enfermedades con productos homeopáticos, bálsamos mágicos o cuernos de rinoceronte (lo que además los ha puesto en peligro de extinción) nos parece preocupante.

La sección P.A.I.P.E. nació como una chilenización del «Evidence Slap» (algo así como una cachetada [o paipe, en buen chileno] de evidencia) en donde, usando -en gran medida- las herramientas que nos provee el método científico, buscamos refutar mitos comunes que pueden provocar daños individuales, sociales o medioambientales. Aquí tratamos de no atacar a personas o instituciones, sino ideas o afirmaciones que han demostrado ser erróneas a la luz de la evidencia.

Pero también diremos, sin pelos en el teclado, que nos parece irresponsable que instituciones o personas con influencia social difundan estas ideas erróneas y peligrosas.

Sabemos que esto le parece un tanto duro a algunas personas.

Sin embargo, debemos explicarle algo muy importante del método científico: ningún científico o científica (esperamos que así sea) se siente dueño de La Verdad ni cree que los resultados de los artículos científicos sean irrefutables. Al contrario: Por la forma en que trabajamos en ciencia, se exige demostrar una y otra a vez a tus colegas que los resultados de tus estudios y experimentos son correctos, replicables, y que permiten extraer conclusiones aplicables en el mundo real. Y, de hecho, cuando nuevos estudios demuestran que las conclusiones anteriores eran erróneas, poco exactas o habían sido malinterpretadas, la ciencia no tiene problemas en adaptarse a la nueva evidencia (aunque a veces puede tardar un tiempo: la comunidad científica está compuesta por seres humanos, y los seres humanos podemos ser muy tozudos).

De esta forma, si una abrumadora mayoría de la comunidad científica concuerda en algo, podemos decir, sin ninguna soberbia, que se trata de hechos (al menos transitoriamente, pues siempre hay nuevas investigaciones que nos hacen cuestionar cosas casi establecidas en el conocimiento científico).

Que la Tierra es una esfera achatada y gira alrededor del Sol no es una opinión, es un hecho. Que el fuego quema, también es un hecho. Que la gravedad y la velocidad alteran el tiempo, también lo es, aunque estos hechos resultan más difíciles de asimilar, porque escapan a nuestra vida cotidiana. Es por ello que esta sección es categórica, porque no corresponde confundir opiniones con hechos. Sobre todo cuando puede haber consecuencias graves si esta confusión se hace masiva o influye políticas públicas (y si no nos creen, pregúntenle a los pobres rinocerontes).

Es más, queremos contarle que, tal como ocurre en la investigación científica, sus comentarios nos han permitido mejorar nuestros artículos y P.A.I.P.E.s ya publicados.

En Etilmercurio creemos en la inteligencia y el escepticismo colectivos, ya que permiten abarcar puntos de vista y datos a los que no tenemos por qué tener acceso (aquí trabajan seres humanos y los seres humanos tenemos limitaciones… Sí, en serio, las científicas y científicos también son humanos, tienen sentimientos y pueden amar). Por ello, querido lector o lectora, le invitamos a leernos, a no quedarse sólo con la primera impresión que pueda tener de un P.A.I.P.E. (que es una sección especial), a comentar nuestros artículos e intercambiar puntos de vista.

Pero recuerde: una afirmación categórica requiere de fundamentos categóricos.

Y, parafraseando a Carl Sagan en Cosmos, existen dos formas de ver el mundo:

Tal como es, y como quisiéramos que fuese.

Equipo Etilmercurio

Patrañas Absurdas Invalidadas Por Evidencia (P.A.I.P.E.)

Maestro de Artículos