Search
earthtide.png

Terremotos lunáticos

Autor
Categoría
geofisica
Física
Medios
Home
Fecha de Publicación
2016/09/15
Temas
6 more properties
El 13 de septiembre, La Tercera nos deslumbró con un titular impresionante: se habría demostrado científicamente la posibilidad de que el terremoto chileno de 2010 hubiese sido provocado por la influencia de la Luna.
Captura-Sep-14-2016-8.04-PM.png
Captura - Sep 14, 2016 8.04 PM
En el artículo de La Tercera mencionan que los megaterremotos ocurridos en los últimos años tendrían «directa relación con la forma en que la Luna tiene influencia en las mareas» y relacionan las mareas directamente con los períodos del movimiento de la Luna.
El 14 de septiembre, Las Últimas Noticias hizo eco de la misma noticia, además entrevistando a tres científicos chilenos que opinan sobre el tema (como detalle irrelevante, mencionan a la revista Nature Geoscience como «Nuture Geosciencie», tsk).
En ambas noticias citan una publicación de la revista Nature Geoscience (1) donde a su vez citan una investigación realizada por Ide et al. (2).

¿Qué dice realmente el artículo?

Primero aclaremos que el estudio no habla sobre mareas oceánicas, que son las más conocidas, sino sobre mareas terrestres. La gravedad de la Luna (y, en menor medida, del Sol) actúa sobre la superficie terrestre provocando ciertos movimientos, tal como lo hace en el océano. Sin embargo, aunque la causa de las mareas oceánicas y terrestres sea la misma, los resultados son bastante diferentes.
La relación entre las mareas terrestres y los terremotos se viene estudiando desde hace bastante tiempo y no es directa. El artículo explicita que previamente no se había podido probar estadísticamente una relación entre la posición de la Luna y los terremotos.
Captura-Sep-14-2016-8.00-PM-1024x414.png
La amplitud del esfuerzo de marea aumenta durante las sizigias (Luna nueva o llena) y produce mareas en el océano, lo que ocurre cada 14,8 días. Muchos estudios han investigado la relación entre las sizigias y los terremotos. Kennedy et al. notó que los terremotos mayores (>M7.0) parecen ocurrir más frecuentemente cerca de las sizigias, pero no pudieron confirmar estadísticamente esta relación. De hecho, la relación parece debilitarse y desvanecerse a medida que se consideran los eventos menores.
Este nuevo estudio intenta aplicar un enfoque más indirecto. La posición de la Luna afecta las mareas terrestres, por supuesto, pero además se ven afectadas por otros factores, como la posición relativa del Sol y la Tierra.
En vez de intentar establecer una relación entre los ciclos lunares y los terremotos, los autores estudian la relación entre el «esfuerzo de marea» y la ocurrencia de grandes terremotos. El esfuerzo de marea da una noción de cuánta fuerza de gravedad se aplica sobre cierto lugar de la superficie terrestre, por unidad de área. Para medir esta cantidad, toman en cuenta la posición de la Luna y otros factores . Específicamente, usaron un promedio durante los quince días anteriores a cada megaterremoto y mostraron que, durante ese periodo de tiempo, el esfuerzo de marea estaba en su punto máximo. Esto les permitió establecer la relación estadística siguiente: a mayor esfuerzo de marea, la cantidad de terremotos grandes aumenta con respecto a la cantidad de terremotos pequeños.
Volviendo sobre el titular de La Tercera: a pesar de que la correlación entre mareas terrestres y terremotos exista, en ningún caso indica que los terremotos sean provocados por la acción de la Luna, como queda claro en el artículo de Nature. La acción de las mareas terrestres puede aumentar la probabilidad de que un sismo aumente en proporciones, pero no provocarlos en primer lugar. Un detalle pequeño, pero que resulta tremendamente importante.

Muy interesante, ¿pero debo preocuparme?

La respuesta es un rotundo no. Un dato importante que tanto en La Tercera como en Las Últimas Noticias omitieron totalmente: en la publicación de Nature Geoscience enfatizan que los hallazgos no deberían cambiar la forma en que hay que prepararse para los terremotos.
El descubrimiento no afecta cómo las sociedades deberían prepararse para posibles terremotos, dice Ide. A pesar de que aumente levemente debido a las mareas, la probabilidad de que un terremoto ocurra en un día en particular en una zona de terremotos sigue siendo demasiado baja. «Es muy pequeña para tomar acciones», dice él.
Captura-Sep-14-2016-8.02-PM.png
Captura - Sep 14, 2016 8.02 PM
Así que no, no debe tener miedo si es que hay Luna llena y hay marea alta, si es que está preparado de acuerdo a las indicaciones usuales para enfrentar terremotos.

Referencias

1.
Alexandra Witze. Moon’s pull can trigger big earthquakes [Internet]. 2016 [citado 14 de septiembre de 2016]. Disponible en: [http://www.nature.com]
2.
Satoshi Ide, Suguru Yabe y Yoshiyuki Tanaka. Earthquake potential revealed by tidal influence on earthquake size–frequency statistics. Nature Geoscience, 2016. Disponible en: [http://www.nature.com/]