Search
8165753357_c773ed1776_o.jpg

La influencia de la influenza

Autor
Fecha de Publicación
2016/09/12
Temas
7 more properties
¿Por qué todos los años, todos los inviernos, nos llenan la cabeza con que es necesario vacunarse contra la influenza? ¿Qué pasa con todas las personas vacunadas en años anteriores?
Pasa lo que pasa en toda la naturaleza: la vida, bacterias y virus mutan. Algunas de esas mutaciones hacen más eficiente la reproducción de estos microorganismos, lo que significa un dolor de cabeza para los programas de salud. Existe una inestabilidad de los procesos biológicos en situaciones que pueden generar alta carga de enfermedad y, por consecuencia, despliegue de recursos para evitarlas o tratarlas. Esto es lo que sucede con las epidemias de influenza: son muy diferentes todos los años.
Hay gente que piensa «bueno, tampoco es tan grave». El problema es que (y esto es importante) los cuadros que genera la influenza pueden producir graves complicaciones e incluso pueden ser fatales (1).

Cambia, todo cambia

Hasta hace muy poco solo existían tres tipos de virus de la influenza: A, B y C (sí, nombres muy creativos; pero esperen, se pone mejor más adelante).
Hace un par de semanas se le dio nombre oficial a un cuarto tipo de virus de la influenza (adivinaron: influenza tipo D). Esto gracias a que un grupo de investigadores logró demostrar la existencia de esta variante, que afecta a los animales de ganado (2).
Algunos factores que influyen en las diferencias de presentación de las epidemias son el tipo y subtipo de virus que circula en la población (algunas cepas son más agresivas que otras, como la influenza A(H1N1)pdm09) (3), pero también son factores importantes la temperatura y humedad ambiental, el nivel de contaminación del aire, la cantidad de personas vacunadas y muchas otras variables. Para hacer todo más complejo, durante el invierno pasamos más tiempo en lugares cerrados, compartiendo con otras personas, momentos que el virus aprovecha para hacer turismo y luego radicarse en nuevo huésped (¡Horror! ¡Un migrante ilegal!). La forma de transmitirse es persona a persona por medio de las gotitas que emitimos al toser o estornudar y también por contacto a través de objetos tocados por personas contagiadas (no, no nos da influenza por pasar frío o acostarnos con el pelo húmedo).
La gravedad de la epidemia depende mucho de la cantidad de personas que se encuentran vacunadas en la población. Es decir, mientras más personas se han vacunado a tiempo (lo que mantiene un buen nivel de inmunidad poblacional o de rebaño), menos personas se encuentran susceptibles de enfermar, tener complicaciones y morir por esta causa.
Dicho de otra forma: Mientras más vacunados hay en la población, menor es la cantidad de enfermos y muertos, porque al virus se le hace más difícil propagarse en poblaciones altamente inmunes.
En simple, la forma más eficaz de evitar el contagio y complicarse por la influenza es vacunarse. Desde hace más de 60 años que se utilizan estas vacunas, son muy seguras y efectivas, y son de especial importancia en personas que tienen factores de riesgo (4). Esta vacuna es más eficaz mientras mayor es la concordancia entre los virus seleccionados por los expertos para ser incorporados en la vacuna estacional y las cepas circulantes. Estos varían año a año y son recomendados por medio de un panel de científicos que estudian toda la evidencia disponible para emitir estas recomendaciones (5). Es decir, no son empresas privadas las que dicen lo que se necesita o no cada año, son investigadores dedicados a salvar vidas.
Esto es muy importante, pues el virus de la influenza experimenta los llamados saltos o derivas antigénicas de pequeña magnitud (Drift), los que obligan a modificar la vacuna año a año. Pero también puede experimentar saltos gran magnitud (Shift), que se generan por un rearreglo de diferentes subtipos de influenza A, con el riesgo potencial de generar una nueva pandemia de influenza (6).

Héroes anónimos con armamento en su sangre

Durante el 2016, los países de la región sudamericana han experimentado una epidemia muy agresiva. En particular, en Chile se adelantó la circulación del virus influenza y tuvimos predominio de influenza A(H1N1)pdm09. Como aún no la esperábamos, muchas de las personas que debían vacunarse por ser grupo objetivo, no lo hicieron a tiempo. Este grupo está conformado por niños pequeños, ancianos, embarazadas, enfermos crónicos, trabajadores de salud y quienes trabajan en granjas avícolas o criadores de cerdos, entre otros. Es muy importante preocuparnos por mantener un buen umbral de vacunación poblacional (la mayor cantidad de gente vacunada para hacerle difícil la reproducción al virus). Las autoridades sanitarias durante este año tuvieron que extender la campaña de vacunación hasta agotar las dosis porque era muy relevante que se vacunara la mayor cantidad de población y así evitar que el virus circulara entre las personas más susceptibles (7).
Pese a los esfuerzos, un invierno muy agresivo nos ha llevado a declarar alertas sanitarias por esta causa (8). Actualmente, estando a mediados de septiembre, Chile continúa con alta actividad del virus, presentando elevado número de casos y casos graves comparados con otros países de la región (9). Los últimos registros indican que ya han fallecido 35 personas por virus respiratorios. De ellos, 23 fallecieron por influenza A(H1N1)pdm09. ¿Qué tienen en común todos ellos? Ninguno había recibido la vacuna antiinfluenza. (10)

Pandemia

Una de las características del virus influenza que preocupa y fascina a la vez es que es muy impredecible. El año 2009 vivimos la última pandemia de nuestra historia, cuando apareció por primera vez en el virus influenza A(H1N1)pdm09 (11). Tuvimos mucha suerte esa vez, pero debemos estar preparados en caso de que ocurra nuevamente y no sea tan benigno como en esa oportunidad. No sabemos cuándo pueda ocurrir esto, pero sí podemos motivar a la población a que se proteja del virus evitando las vías de transmisión (gotitas y contacto) y especialmente por medio de la vacunación.
Sábados de Influenza: Hace un par de sábados se inició una ronda de tweets sobre el virus influenza. Si alguien le interesa acá se inicia el hilo: [Sábados de Influenza]
En caso de preguntarse por los grupos antivacunas, pueden leer este post del año pasado:[Antivacunas]

Referencias

1.
Center for Disease Control and Prevention. Los síntomas de la influenza y sus complicaciones. [Internet]. Influenza. 2016 [citado 9 de octubre de 2016]. Disponible en: [CDC - Flu Control]
2.
Christie Delfanian. New virus gets official name, influenza D. [Internet]. South Dakota State University News Center. 2016 [citado 10 de septiembre de 2016]. Disponible en: [Nombramiento Influenza D]
3.
Ministerio de Salud. Chile. Guía de Práctica Clínica. Prevención, Diagnóstico y Manejo Clínico de Casos de Influenza. [Internet]. 2014 [citado 10 de septiembre de 2016]. Disponible en: [MINSAL - Guía Práctica Clínica]
4.
World Health Organization. Gripe (estacional). [Internet]. Centro de Prensa. 2014 [citado 10 de septiembre de 2016]. Disponible en: [WHO - Gripe]
5.
World Health Organization. WHO recommendations on the composition of influenza virus vaccines. [Internet]. Influenza. 2016. Disponible en: [WHO - Recomendaciones]
6.
World Health Organization. Influenza [Internet]. Biologicals. 2016 [citado 10 de septiembre de 2016]. Disponible en: [WHO - Influenza]
7.
MINSAL hizo llamado a vacunarse por casos de influenza [Internet]. Vida Sana. CNN Chile; 2016 [citado 10 de septiembre de 2016]. Disponible en: [CNN - Llamado a vacunarse]
8.
Ministerio de Salud. Chile. Ministerio de Salud decreta Alerta Sanitaria Preventiva por enfermedades respiratorias en la Región Metropolitana, Valparaíso y Biobío [Internet]. Destacados. 2016 [citado 10 de septiembre de 2016]. Disponible en: [MINSAL - Alerta Sanitaria]
9.
Panamerican Health Organization. Influenza Report/ Reporte de Influenza. Regional Update: Influenza & Other Respiratory Viruses / Actualización Regional: Influenza y Otros virus respiratorios [Internet]. 2016 [citado 10 de septiembre de 2016]. Disponible en: [Panamerican Health Organization - Influenza Report]
10.
Ministerio de Salud. Chile. Informe Preliminar de Situación de Influenza. Chile 2016, SE 1-33. [Internet]. 2016 [citado 10 de septiembre de 2016]. Disponible en: [MINSAL - Informe preliminar - Influenza]
11.
World Health Organization. Evaluación externa de la respuesta a la pandemia. [Internet]. Reglamento Sanitario Internacional. 2011 [citado 10 de septiembre de 2016]. Disponible en: [WHO - Evaluación Pandemia]