Search
image94.jpg

DOBBLE: Un juego de mesa que esconde un tesoro matemático

Autor
Fecha de Publicación
2020/03/20
Temas
7 more properties
🖊️
El post de hoy es obra del Colectivo MateMaNiA2, y si bien originalmente no fue pensado para la situación actual, es sin duda un excelente juego matemático para estos días de aislamiento.
«Todo a tu alrededor es matemáticas», decía Shakuntala Devi, célebre escritora india que ostentaba varios récords mundiales de cálculo mental. En efecto, hay matemáticas en las leyes de la naturaleza, en las finanzas, en el movimiento de las personas...
Pero, ¿puede haber matemáticas en un juego de mesa?
Ciertamente: el ajedrez es un ejemplo claro de esto. Pero también hay matemáticas en otro juego, mucho más sencillo, que se ha vuelto muy popular en los últimos años: el Dobble.
¿En qué consiste este juego? Un mazo de 55 cartas, cada una consta de ocho figuras que vienen dispuestas cuidadosamente en cada carta de modo de satisfacer la siguiente premisa fundamental:
💡
HAY DOS CARTAS QUE TIENEN EXACTAMENTE UNA FIGURA EN COMÚN
Por ejemplo, en la imagen de portada, las cartas de la izquierda coinciden en el signo de interrogación, las de arriba en el ancla y las de abajo en el payaso.
En la variante más clásica del juego, las cartas se reparten en igual cantidad entre los jugadores y se deja una al centro de la mesa. Quien identifica más rápido la figura en común entre la carta de la mesa y la primera carta de su mazo deja esta sobre la mesa (encima de la anterior) y pasa a la siguiente. La acción continúa igual: se desprende de una carta quien identifica más rápido la figura en común entre la nueva carta de la mesa y la primera de su mazo... Hasta que alguien consigue deshacerse de todas sus cartas y, con ello, ¡gana la partida!
Fácil, bonito, simpático y, sobre todo, muy entretenido. Pero, por simple curiosidad, nos preguntamos cómo se determinó qué figuras debían ir en cada carta del juego para satisfacer la premisa fundamental y, con ello, se pueda jugar.
En realidad, no es nada sencillo.

Una idea geométrica

Supongamos que trazamos varias rectas en el plano, todas con direcciones diferentes, de modo que dos cualesquiera de ellas se intersectan.
Si en cada punto de intersección dibujamos una figura a nuestro gusto (todas las figuras deben ser diferentes), entonces podemos fabricar un juego de cartas que satisface la premisa fundamental de la manera siguiente: cada carta corresponde a una de las rectas trazadas y en ella incluimos las figuras dibujadas sobre los puntos de intersección de dicha recta con alguna otra. ¡Hemos fabricado un juego de Dobble!
Screen-Shot-03-20-20-at-07.39-PM-1024x702.png
El problema es, sin embargo, evidente: se usan demasiadas figuras en cada carta. Y, cuando hay demasiadas figuras, estas se vuelven cada vez más ilegibles. ¿Habrá una manera de usar menos figuras sin disminuir el número de cartas? Para lograr esto, intentaremos que una nueva premisa (a la que llamaremos complementaria) se satisfaga:
💡
PARA CADA PAR DE FIGURAS, EXISTE EXACTAMENTE UNA CARTA QUE LAS CONTIENE
En el ejemplo de la figura anterior, solo habría una carta que contenga la luna y el corazón al mismo tiempo. Aunque en otra carta la luna podría aparecer junto al rombo, por ejemplo.
Esta nueva premisa hace disminuir mucho la cantidad de figuras, pues, si hubiese muchas, entonces habría también muchas cartas.
El problema que nace ahora es el siguiente: es imposible trazar una cantidad finita (mayor que tres) de rectas en el plano de modo que:
dos cualesquiera de ellas se intersequen;
dados dos puntos de intersección entre las rectas trazadas, otra de las rectas trazadas pasa por ellos.
Haga unos dibujos para convencerse de esto (luego trataremos de explicar por qué es verdad).

Un lugar donde todas las rectas se intersecan

Uno de los problemas con nuestra analogía geométrica es que en el plano existen rectas «paralelas», es decir, rectas que tienen la misma inclinación y que, por lo tanto, no se intersecan.
¿Habrá algún lugar donde todas las rectas se intersecan?
¡Por supuesto! ¡Nuestro planeta Tierra! Esto solo si lo consideramos esférico y no adscribimos a la creencia de que la Tierra es plana, claro está.
Obviamente, aquí no hay «rectas», pero las curvas que cumplen este rol son los «ecuadores», es decir, las grandes circunferencias que dividen a la esfera en dos mitades idénticas.
Estas son las trayectorias que debiera, por ejemplo, seguir un avión para viajar de un punto a otro. ¿Por qué? Pues porque son las que recorren la menor distancia entre dos puntos: por ello son llamadas «geodésicas».
NbZoIU9UCw4-9ZtIsvJ8j_L3zhw-r7i6yrIgIphyjqFUJ8AxHba7uzJ7-4IsTzcyYj_f7ApYHMv1x3M567GczORt3gXmd0f2RwBhx0vTqEcJ9SvdXyjE6Tb6dFBvPtXOGGa88IjC
Estas son las trayectorias que debiera, por ejemplo, seguir un avión para viajar de un punto a otro. ¿Por qué? Pues porque son las que recorren la menor distancia entre dos puntos: por ello son llamadas «geodésicas».
Evidentemente, cualquier par de ecuadores de una esfera se intersecan. El problema es que la intersección es doble: aparece un punto simultáneamente con su «antipodal». ¿Qué hacer? Simple: pensaremos que un punto sobre la esfera y su opuesto son el mismo. ¿Raro? Puede ser. El objeto que consideramos ya no es una esfera, sino tan solo un hemisferio, con la salvedad de que incluso a lo largo del ecuador que lo delimita debemos identificar cada punto con su opuesto. Este objeto, que no es tan sencillo de visualizar (pues lleva incorporada la famosa cinta de Möbius), es fundamental para nuestro juego.

Finitas rectas

Tenemos un problema inmenso aún, pues hay una infinidad de ecuadores: ¿cómo sabemos cuáles elegir?
A decir verdad, no vamos a elegir ninguno de ellos, sino que cambiaremos (otra vez) de mundo y los ecuadores de este nuevo mundo servirán. Para esto, señalemos que todo lo descrito anteriormente se puede reescribir en lenguaje algebraico, con hermosas fórmulas que evitaremos reproducir aquí para no espantar a nadie.
Estas ecuaciones tienen lugar en el famoso campo de los números «reales» que aprendemos en la escuela. Pues bien, lo que haremos es cambiarlo por un sistema numérico finito. Se trata de un mundo de solo unos cuantos números en el que podemos sumar, restar, multiplicar y dividir (nunca por cero) conservando todas las bonitas propiedades conocidas (como esa que dice que «el orden no altera el producto», pedantemente llamada «conmutatividad»).
¿Un ejemplo? Piense en un reloj (antiguo, de esos con manecillas). Cuando marca la hora, este va desde 00 a 1111 y, al llegar a 1212, vuelve a 00. Es como si el 1212 se fundiera con el 00, con lo cual quedan apenas 1212 números (0,1,2,...,11)(0, 1, 2, ... , 11). Esto es lo que se conoce como la «reducción módulo 1212». En esta aritmética, la suma 8+78+7 ya no es 1515, sino 33 (si salimos de viaje a las 88 y nos demoramos 77 horas en el trayecto, entonces llegaremos a las 33). También podemos multiplicar: por ejemplo, 5×4=85 \times 4 = 8.
A decir verdad, el 1212 no es muy buen número por la razón siguiente: 4×34 \times 3 es igual a 1212, que se identifica con 00. El punto es que hemos aprendido en la escuela (y desearíamos que siga siendo cierto) que para fabricar el 00 en una multiplicación, uno de los factores debe ser 00, y aquí ni 33 ni 44 son 00.
Para seguir respetando esta propiedad fundamental de «ausencia de factorización de 00» debemos «volver al inicio» en un instante que sea un número primo (es decir, que no tenga divisores, salvo 11 y sí mismo). Si este es el caso, conseguimos hermosas tablas de suma y multiplicación que respetan todas nuestras queridas propiedades de la escuela. He aquí las tablas de los números «módulo 77»:
KLud-MMj286owO13v-b8w1qgaCyJ8G0jV83bJFVvfHUt36ClDb6x8agltlysyfRDKDl9X4VJTfoVnU3dSAXdjJtDxYLbw91IXP_fgpOovPJgKjoDzV0HwmFuFWtJgvbf30qdUBPD
YQ4j-qO-aU_OBf53n2opdIk4nhiG0RFAf9_a0MLpJSNcVrgTZYFYea_YxYTl805kKEiSdxugIGRp1-VdOs6PHyMHFXTfdedEnrWQANjiH--8uUEcP67KqmOSjjSpf7fK1JqfTuZK
Ya, todos estos números y tablas parecen muy bonitos, pero... ¿cómo diantres se fabrica el Dobble?
Se toman todas las fórmulas de las que hablamos arriba pero que evitamos escribir. Luego, en lugar de leerlas sobre los números reales, las leemos en esta aritmética módulo 77 y consideramos todos los «ecuadores» posibles. ¡La solidez de la construcción permite que las dos premisas se cumplan simultáneamente!
Obviamente, podría hacerse lo mismo con otros números primos. Le dejamos como ejercicio hacer todo reduciendo módulo 1111: ¡podría crear un juego con muchas más cartas!

El enigma de las dos cartas perdidas

El extraño espacio a partir del cual fabricamos nuestro Dobble tiene un nombre en matemáticas: plano proyectivo finito. ¿Cuántos puntos tiene? Para contarlos, recuerda que nuestro espacio es como un hemisferio con un ecuador de puntos opuestos identificados… solo que ahora esto debe ser pensado en la aritmética finita correspondiente (construida con un número primo p). Con paciencia, se constata que:
el hemisferio consta de p2p^2puntos, que corresponden a los pares de la forma (a,b)(a,b), con aa y bb entre 00 y p1p – 1;
en el ecuador hay otros p+1p + 1 puntos.
Así, en total, hay p2+p+1p^2+p+1 puntos. Por ejemplo, para p=7p=7 resultan 72+7+17^2+7+1 puntos, es decir, 5757. Compruébalo: ¡Hay 5757 dibujos distintos en el juego de Dobble!
¿Y cuántas rectas hay? Pues bien, la premisa fundamental es tan similar a su complementaria (en matemáticas se dice que son “duales” una de la otra) que es natural esperar que haya la misma cantidad de rectas que de puntos. Sin embargo, ¡el Doble tiene 5555 cartas, y no 5757! Rarísimo: por alguna razón desconocida, los creadores del juego decidieron suprimir dos cartas. Nosotros las hemos recuperado: si no nos crees, toma tu juego de Dobble y constata que las dos cartas de abajo siguen satisfaciendo las premisas con todas las tuyas…
SnkyNgsdIZrkO9-u8oHB5Df0TXpd1Zq1K5Gy5igpVmIAS8ssSUE9nOyQUgPckYxH1XSqlNCuVWcrFee98iJ1air0_rFSTGG1MMQKoWHRZdVIuJsjgYWkJQht3jYNnzE5L5mCf1pc
crRc6vYZyggnukjScqRyca6suvL45HNTWbbhXFwV3jC7-nb6gTpWmWemczuHyJcz6Zrw931-mDPy4riMUeYzD6A1aIsXAlWFBU445zxkBhzM1-9llFbd2thgVlN7cX8SY_v6VEWX

Bonus track para valientes

Quienes son adictos al Dobble saben que hay otra variante del juego: la de los tríos. En esta, un “administrador” comienza disponiendo 99 cartas sobre la mesa, y las restantes se reparten entre los jugadores. Quien encuentra primero tres cartas en las que se repite una misma figura las coge para sí, y el administrador coloca tres nuevas cartas en la mesa. El juego continúa así hasta que se agota el mazo (al final puede que no haya tríos, así que las últimas cartas se las queda quien robó la última vez). Gana quien logra acumular más cartas.
¿Por qué funciona esta variante? Porque siempre que se juntan 99 cartas habrá un trío. ¿La explicación? Bueno, se puede razonar “a fuerza bruta”: forma todos los grupos posibles de 99 cartas y corrobóralo. El único problema con este método es que, con 5555 cartas, hay 55×54×53×52×51×50×49×48×471×2×3×4×5×6×7×8×9=6358402050\frac{55 \times 54 \times 53 \times 52 \times 51 \times 50 \times 49 \times 48 \times 47}{1 \times 2 \times 3 \times 4 \times 5 \times 6 \times 7 \times 8 \times 9} = 6358402050 posibilidades, por lo que te tomará varias vidas verificarlo (aunque con un computador podrías trabajar más rápido…). Otro método: piensa… (advertencia: la explicación no es tan sencilla).

Para jugar

Si quieres seguir jugando puedes crear tus propios juegos usando la aritmética módulo 2,3,5,7,11,13,2, 3, 5, 7, 11, 13, etc. En particular, con p=11p=11, crearás un juego de 112+11+1=13311^2+11+1=133 cartas. ¡Con este podrás invitar a más gente a la diversión! Si tienes problemas con la confección puedes consultarnos. Nosotros hemos codificado algunos de los espacios descritos más arriba; en particular, reproducimos un juego completo para p=7p=7 (esto es, de 5757 cartas), al que hemos colocado figuras alusivas a la explosión social y hemos llamado Yo Apruebo + (¿por qué será?).
image105.jpg
¡A votar!
Perdón: ¡A jugar!
Anita Tijoux
image103.png
Charles Aránguiz
image110.png
Negro Matapacos
image107.png
Lautaro
image109-725x1024.png
Hombre Nalca
image112.png
Selk’nam
image115.png
Joker
image116.png
Pareman
image117.png
Baila Pikachu
image118.png
Mon Laferte
image119.png
Jorge González
image120.png
Víctor Jara
image121.jpg
Sensual Spiderman
image83.png
Contralorito
image84.png
Piraña
image85.png
No más AFP
image87.png
Chaleco amarillo
image88-816x1024.png
Sexo seguro
image89.png
Barricada
image90.png
Justicia
image91.png
Patipelado
image92.png
ChUSA
image93.png
Bandera chilena
image20.png
Bandera mapuche
image22-1024x682.png
Chilezuela
image23.jpg
Privilegio
image24.png
Metro
image25.png
Bicicletada
image26-1024x660.png
Alienígena
image27.png
Cacerolazo
image28.png
Sandwich
image551.png
Bomberos
image29.png
Limones
image1.png
Universidad de Chile
image2.png
Colo Colo
image3.png
Chile Despertó
image4.png
Constitución
image5.jpg
Papel higiénico
image6.png
Salgan de mi galón
image7.png
Cruz Roja
image8.png
KPOP
image9.png
Flores
image10-810x1024.png
30 pesos
image42.png
Apaga la tele
image43.png
Daño ocular
image44.png
Zorrillo
image45.png
Guanaco
image46.png
Encapuchado
image47.png
Estudiantes
image48.png
Semáforo
image49.png
Araucaria
image50.png
PSU
image51.png
Paz
image41.png
Torniquete
image32.png
Pañuelo verde
image33.png
Velatón
image34.png
Oasis
image35.png
ooPjYhIhGJPZcha4fRRQd9cVTplgDzNS9J4JAuMfK3S2Ognu6dt_sOS7dSZgMJ9gUS0W1Nmy5ipudrVrMmG0F5tGeh2XLz1WkqeMHfpQV0P8s5NzBxuTHNVi7br9nuCXZywTFaZ4
NwFECCMK99MkJvei2fiT9fVckyMbjvajYd53ZtXkmqPXWSTK40m9qiFP6RXUPJLjyA_91lbgricpmZfbFzPqc5ql8i4w5CE4DOjR3i4ZaAJGxOe3tfxvsGfmj3VjgHlRm22hfWPO
HwWw8vg7uLkg1UDArU6g4AiezDdq-QRGENwEZwkHhmQZygsEZvmveCHluFMDbxH19hPaXA1qJMO1_37E-WMCkPGi_YW8SJTH7TXvRivQwrintBrreqgHqvgTgvk7AugEKsNoJN96
ilEXlt-72FaKl9deNC5ptiSt-eELKO06IMDfcVXeYkxAZuObytvTL51tEBbxX5dN8-ZThKAs8sTAZIIQl2JKANm3Vr8U2nSC8_Pys_GrofS8R-R1dMgY6mq75pExjwKolyg5tQ0p
VrQ1eyDSspUV6vh4hsE9_pCtlaxbgWybWMfwxcTsh47wAwVZCV6EMf3hwsuJwwU60pcz6P05eOAnuD2KA0Z9ZxGszUjdJ2ve3dLvDS6LuEnH6i3wC2J_Wx8khO80Xcj8PccdM3vs
cDQnjtqe3PdiZMLbT7OzkOonrY17wgkBNdoxPMcIzU-Mp9k8yCyAz4DicI1vLKGXlg_pc-dW9dtwSHrBDzgCsim9EMr7QK7DyGnRKgZOjagGQKY-1d3jKXCn9_gJUKSNw4sorv0k
hu_SzeFw_8PABXvJkxYBp_oe7kJTXj_v0Z4bN086vJxaFPeCULAUQr5er_lLiaTZ0GAW6m4verz1dwYtul9MsR8JUttVi3XvLaJAuKpRFo-TKZUGOrdE1484J8vOYG75bx7XT-US
2CJ3eXjy1FF9s0RkYYYLWVke36qj1Bu0x4t3msou9WZ5-DCxKpF6fDg7by2G_WrkU9NUZryKLJFy_prZ1OKihRNFAuZsUDN5UIqujya4HyckfxRo2oPRj5iEQWKm3y4r3qsHdZbX
Ujaf7fR-d7gO-_dFD9MsF15AZng6iOIfdJaORxNDHV1pAgOFaUdP-Jju5nlgqHA-fQs4cKDzN_1UVGYpuQUU4wkMyzq_jSI9E3M7B9AI8d4vkGPrcrDB_XQQ-yzdCKfG7zlbqZHx
dcRQgaqp_6TsbpwcKyDN8gdtpWJ7zn8W-_M9oEKQh0q0Ga-JqeWqkFbstvjBoaN8DAGU09V_pXiwG5aBiwPPRXu-daj_J_PEeUD8jUIxDCDWdM_kWkZMlnJqmweSnDTMbAbHqBqd
u3bYbJvflGs5R3--_bjxMsyLHBvoHMts5BqmV44j64xk1VheWUqPXfIMfwxw8TZVCoT2T0rqQX98kGaRE3DoogboFnrX3xSUI-3DfImHG7LhdKMYuOBH-l2VBZChK3w9KlMqk59A
LKITeGgvskhXS-G-gqERMjACm3Ew4ksPziDh3eUlaIVvNDO7f8rEBVjnvHglpsfHILqpXd-gOHurkuHRryBquWM_9AyhlzWpBvGwMsIrYk_G4deoT0aDs99baCCJYyagrbfMgAb9
S_LSOiRD3edi40oWZ3kGAWbl9Hmnbiw-EFrTKEwtRuXzx-eu_1Wd27TSnaolTQ3_24VXwDry2hgwlMkH9Z3nwDFGrj8o01gRbOlvbirdADvP8oWLjFsJRSe_ikW5qyUzkfLYGG97
0XFB49uqzWARDq4FBIbxMc9bzoIU2pidskU6YuX-KAaJAHPo6au0TXdHxn6bJSGHQLaYx-fM7aHYnLMlUtdGcA1dRVzv33XkE9GR3Lj3NF-s9qo6KcfZYlVDCjIzhF_GfGoWhCUZ
DUf4sszEnipz8vzk43BGpAFA83bAyfs4wibO7q3Dsgfvo_ejOeVbkkmbWibaiOi0pLlae98MBOMLpnA-tTJB5ofFxG723dS-lenwuC-CkCJzD4bh0pN6S4u0z5oVYTVskkcT59eS
4mMRjdRp1BKWYEwOCAUODi-_bQYkYVxr_IJX1Fo1CGdjtsrY5-XXwg7GhVIB2A0kT_HNzuaqFGnm3IE5EbgZrvtHgEGr8NQrEPsLB4iLJDmxEaminVfGX9Nw5YXpohakQeFICPdj
zSE2H50ZQXl5tbc_hoMuNQyoW4v_ajvdd51Tnc9_v7ve7Y-07NHFtszIBeu2dkDdJzmEziShZAXTAuNZLFtnvrlN4QpfY66CocEu3m--okAz-7OIP1WX8X0R7rqdqRNrN8KWDsZB
8Os_Gf8MGk0zVyA67qyZ_QN1b8oNTHHr27pkbMnju4cz8pXZ5a4FZhQa9sBF43JNSh60xFGLGoLpAWFOkXTLSKoqOixS1lIghgnCLHmw7MLNT6VIc7ESSHadsaLh8ok31FH4dO1s
Dvv5qQq8kF_GkH7XpdzT8cc8-vqKjc5cKiEOBA72fsg2cMjECkYCzoo0dyt3GZdXobDSy1tJQHy9NjpHiLiR1WUra-HxC_bLpu9EmodldmM0b5sRjGghFCPl6iELljw5mu7MKCp2
nP9R8RbUDZg_G6s-qnJVEsXAKAVhnPQvnaGKby0ADKYG7F14dsh2HZfeLVATTOavM6vFV8bhP0hPdtaPoAB7HvD5xu_n0fdiHpwvHaf8KUBENfy78coFgkhhldt9smSTmnQvdmmY
ScsJ1Q8-Kic-QJN7YOcYkw64C6qbip8LgndNHgL7JmdbVsWWRrPLOzS7DJZEORMhvCOAQzIJZ1818dAsjcpU0qOHj0u9t0L77A-Ksj0WhXlHX7JsszEUDBBTtpcEyK62lqz7GYKQ
2sNNHEsUW62Tymts4rl5aGLYNiZ9ve-m4XKVSO6TO5B7Q_A5dGt-q20l79hTtO-fcqm4RFIezxQd3UVNQ9ExzKItLoQsHPU8nTCP4lWGjDX3YGgsm-oL1ArhLxnsinx5vuoAdfKX
AqEHaWiz7NOyzQTyfkwujygz2sFv1fI79-nlfmpCXzMuQ5bfUWjhXuXyTz11782YbbYdpcIYRCV-h-tttJbQYJwsHBxd50Yel5goIzO8yuiZlWamO6tvaHMdllfl0RithHc6pQ0y
6Ozizg3huB4JK2nTBBSuwn5FP09ZrUsAajcDQ7yG1OTa-25ZCn2PV26yXsb0Vb_SJIVleRgVtMPKIQFv9mC0wnneljSJangHgtgXgl26kcCXyW5mM9F9cCLSVjBNalk9Nn60Vx9a
k0PclX6x_Efb8aTYlaRdxq_fucd3aQikP4azrY17KyZKTgRBmirD8CNG2VaA3wH9JgbNmuXWPTt_dHZlepCVR1a8UdhI4jVdx0180hSgB_VgYlOlbH45UtUW7nOF5GVHu-In2jQ4
UMmC1wK_7kCRHqRDJUmwRhNdSGvA87dsEPL5TXcY-xhkNXYjwJXQujB0yBycK8TZtsCJSYJm8nwAddABZd0JXgRAFkEeXYfaW9a4OBe2WylGbM9BPPmPDT5ATr6SqKxymI1l51DY
hJ52RW2Sn8DCV4Wp-SwnobMzSpemPIxj7381w3qeo-bO2q13LhZhhIEe1P2vx_LLr7qddvSL4R1Dd47bc2O9vCLCqm8gSGEO6nv-VUxkHehO3pXfjpKMOhpHaouMAuOHbCupBq_y
N-9seqjWuin_N5n8wePeIfB8l11zgyLt_KMCjZ4n6c6r81W5Nw6zdIrRpvmxN1_vjHVYE1yuEyIxwk0vOZYKeg3mVTD53oVsc34FSAttWM3dsPgOVwnSpJez1mx5LpPxX5n-GyZ4
W3_LkzMjKVOn5mygZnpx3-sg6G_6r1wRpHboAM0F0hmTq6TS5ZQYacD4q9zuxu1fw3Y397A_N8_aMXDBBYFiPWiHE5HDEmCNauQGYQ4MuU43RqIAqNIbwRjlrXI8mGveqFID-BMU
fhb1ruhzjLyPQJHulx4hCZyoSpw9wAICRl4QSGxL2VXaV4Y3_gjnk6JXCh7irRJOSv8bIs0CnfdyEt2eK8crhetGd6jz1H8P7Hv1-2pDNTrSjvOX6PCpGG5Cigb0XL5HIYu8ZXrp
sMaiYGSlaISpJz67RFLeGaqCnWmn0l3Y0974HvGLtFk1_-_XSFgdUdL7ENL59-OVXj9xlrIK-nXRl-c94u3LyWJONDyVLN3RLq7ZV8rOb_leLKfYD6PiWAZguGSaaelxCnr7iWDZ
5yFK7EWaZIm2-H2DkqDYDBeAcI3OwGakbwVHpl4nNv8surv5Rull5NmLhabm8FGWAKAlRTA1bwDRbyBIj2kQ4Clv31pqO-y1OWb0-Wmh_gwlOukLXbT2WIQLABE_Gf_wHg10V-Ih
co3FBOGgDj0kVb90Ki1fNSJuRci3w2fdVlAYHBM8yx4T3fn5k8tlGbMXSZBHfejXmPNGr5ZPun_GfldCGCrBarC8VBLVCr2XE_-S1ilAHd1ECINCqiCd1APEjqfaTQHDMF7U42Ni
-uuWUb0A7PIRc-gOxa1UK-NYxMFHqdZ0nzAVwf38pxNUAobUha40y8fbNDWQITkUyLh0vd2hiVDoD82hKbihQERjtZ1Jt5zfXLeIc4oi-aGC8Txv9Ljx99Rkf1mw4BFU3S8LDlmf
yPWutj6j5Pb5VpE_5FiLGoDGQ0hO2w6WtyttBbskG7_rAkRN6HJnFRPuyiDwnYfsOG8ZbmRKm9kKYXWfMK3CMSO-_T9wL8dfdUo00UvRcdjJCnXDiG4Ix5BH6tpouB2WdYLA6ayv
fOpqwyvljqbFSEgViaUe2lvivfXCtMAixpdftzl471BTIOUrsAmSd7grQTcDOdLb7dhUhdnsV7-wvXbSdw5bIg7bCRauqkW8aU4lLeOGnACaRkKnaIbJFttNW-3RV8_Bk2P4bh88
cDIUYJA_FXdVPrcQIPCyjiVuoHt43X_mNpzNKud7RKJ382n5nz_TUsmMMw7T4NmvqK-jfaBX6a-loVZ_Eqo8Ej3Jw9YSMGYNe99Cq_Yze9Q-CnnvlBLFaFyj3mgY2xaDX2tG2sQ8
b3JqCNTAunPVTXNLyMbmTGEX_yn-4WLYFT8z1CU_8IqpGo-8htXSyn--UIxfW-3T_uZr8odUBELUWhM9MCN8vSRogwxtK9ma6vzjT5eafLXBdJgzFkzWlOir4s9J1ufU4N9X8Pq7
gG5Fi5zLl2obLY5c1Rs_1pSXhdnwl6YgTs4gic5kQ1LhTN77m0j8BzTwEh50qYy54_Sp3ORC0YyM3Z7JvePsGdgzV8o-NJL36V3nlFCQM6BP6WmIWqtVfRunN5zke_yzN5TSVXG_
m-A1-ZUq9T8WNxo_dWFQZt8nKoptIc8fzki6zg2SDCZGYGZhwIYRl8PiMdKr7Ep1UVOL1T8KxeMLLMdF3tLFdcVEp8ZHFIEp81cRjROn_1GJ1dEzYu0FYoqNOm7pZwQfJzG4DBbk
o0JzNSXNj21VgBbCrKMN5jofIbDJ0Zl1jKyPCSnEhrhZ86AiC9KNWjtplVO7FIcCsWBh0OoLxf0T-aRA0K4J2zdCP2a7AGa6nlHFxVEYKyQsesjuzHHwCbYLHc9QUzTLrIwDRuoP
E_JybTtPXQXe0vujmr2QuUlfh861rMFwtuyYn1orPB0eETOODAsMJyT2Y09tdO9JUtSpf-zfvcA8igpBdk30rjTL3H_mRn73DcP5CfUD8gbY-esKtjpFbRF36T_c6MDxjpf_1VAV
523Uav1BlrWYiLd7_WHF1UmOI_ZEOciFCkgKn6oHZ3blPWMJqLaZAlAzwPwvNDSNCQJO9sydfn88LUacB0cBcOCjtIdDWXvJsP92UJ0vxY9GXaZSJtQiJq3Kh0K-J2LywS1eCzm7
M6PczrG3Rd-woEVem6sfhjEgdlrex3JUBPFoUbGyzAbtoXLzm8LxYnSvl9zHaFNFHRcdLnPUtflHsvXmidaFKWt4psLAIVmL-nmiWMqCFdffBvo46_ZZNeky-5b-DMGgQuILSURX
XSB65dXW9cxqQZ3MPM3heE4NkvGJXOhkQhDcr1Jl2k9T4_jicrLOTkrelYcMYSYzQxPsKXo1bJuuG35HVjvkzkTC2gpH5aoBW8F7vtP57YVseyTAedmwREDHcEIBw4_YJJtT4RVp
L-Q1ZyGGYQC_79tSvf8o2KC-hAhIoa8Nmch7-Nv9THLNjwZZnjmd9K4rfDGYWJ-Pk0fwR90mN_hT0J1T8x7n05zzeHb9_LX1L-VrdmE_43nF1PHKoAs6468JGB9cmfbzQzM74Nw9
b1NMQ3nkDRFrUr9qFxFDmNCLCLWlFla76x96XPiA7LlAVY2dDn5MLCDndJ-KQGpy9owTB7FTmI0Y63cksC3HAMj2lsmcr-iAvL3YPuzAa07uYT4ld5CZhn2040P0Jbu3neO08Kf6
WbodHH3MDiULK4JGGuyoTzZ3mSpKd5UkWg28F3MUOcuvbZT718nPbLIu2GPrxc-Bmg151Lz7LIt6PaVkByr6dHhuG-vwSWXnWLhnRxJshXOeIkrcOsOwtKcAPHhXJ_miJb1gjIht
ltnDPjjI0vR8mMQb-uEmTF90CxUZS6X4rNaIFlWQiJQ-IwfjBF3vbujkAcAuTG2UZZiYJBT_4wsqPFcuC5PyOCV7apP13RCAUZ9rwEfu1GZ0d-4rmvMzsqooPHxu49-LA1on2_BT
Dp6JdDGa0WudfVPXwUZtmgY6JVqPgrxIwE2vxn5-dpHDD3m3DKDsRlNgEK89IXzU-GC8OJynPPFHUG9KFvS7qvGS8yDi3LPreT2RLQTkF44qSAp6z7_nb50G2pS2t-hI-F-3ru83
dfBYWmWyIlBV5gHKrQG1Avx4Yv0H353oLPHkMae_Za-2eAvzsaKJZ6Ha-8LNYppdmGKKnGysbNctv1w6ZSKKf9i0IIxSErtWXEMD2FlUCDhmpA153bq518BpPkh8KFelbF_HNe1n
24wy7Ls4tbYBqWI61D5W8o2u2bR6D5tG97qBHHegbu_w1bUVHaL8MlwgA4w5lLSadoac0K5uoEc4xTWdjp_uklObOiC7NRqfLKwgycN7N_6relPE-iw7Q6ZBzbAsHA0-4eTfACFu
yxEWGe7hscQzaq2fXL-32PfumhxYmZsmVEemOSNqQtxmI5Te7T7ssZRI1zRqXz1aEm3H9ITIjd_Q_AQ-cidaoGyFpLlejxyTHNrBQlTswFOzSXtpoqYhY5p7r8CL2Hm1Jc-a0LYA
p_eBANxwNIhmZINGYxYYLItMDiNMO35F0PS5CwWE1W6uiOvMQo4qzi0ixfzhZErDsmhXkega7zyu9aO4PwxVVFohN4CQ3gGTu7dJsK-2l3jDXXYS8p-OMtHOrByXwibx6IJ6XefU
Rqifk0gFTrtvJ7V1wV_mrBkUxGgOkb0mkRWVE7444W4QK6jIDMniZgTpB8mgQ4WsUNPbunVPUBfDmJ_abPG-b5PBLGgWz6Vu8OQxYHE0G5dRtNbMsRRaWEPJC8YM9rvla2wU-DZ9
HyjduHod7CKBmbCJLzm_gFmip2P60df1HPG6ELn94Mi_dOR_CktXGSZIaBi3fd64YO_hoKmhaBsnB9S5so9KfweVVsbjM1eoBsgIW1YYkjl3UDgux2X8Bp8SZkXJBOzRaQEt4d6C
eUo2qHmMBELED0YKKub9g-s6SogW8CqVGtp_CssUFPErUxkEO_ReZPjdkd580cRONuiONcQyCMoJjBQLMbDNib6RiBNJN3ywE9G2RS3dTHCot1fltyF93CfXCRQtwpw_YaokSGEL