Search
Etil-Mercurio-Portada-Bacterias.png

Bacterias: viva (está) la resistencia

Autor
Fecha de Publicación
2016/10/02
8 more properties

La evolución en acción

Cuando hablamos de evolución, quizás lo primero que se nos viene a la cabeza es el nombre de Charles Darwin. Nuestra mente divaga brevemente hacia los ancestros que compartimos los primates, a notar las diferencias entre las razas de perros y su vínculo con sus megatatarabuelos, los lobos.
La evolución ocurre en todos lados, sin importar si el organismo es simple o complejo. Usualmente no la vemos en acción, ya que ocurre en escalas de tiempo muy amplias, de miles o incluso millones de años. Por lo tanto, sólo percibimos sus efectos o vemos sus resultados. Sin embargo, hoy en día estamos siendo testigos de cómo algunas formas de vida logran sobrevivir al más despiadado exterminio creado por los humanos en la historia del mundo. Estamos viendo cómo algunas bacterias, hongos, virus y parásitos logran adaptarse para adquirir resistencia a prácticamente todos los antimicrobianos (antibióticos, fungicidas, antivirales y antipalúdicos) conocidos en la actualidad (1).
Para comenzar esta historia, les mostraremos un hermoso (y apocalíptico) experimento de la Universidad de Harvard que permite observar lo fácil que es para las bacterias desarrollar resistencia a los antibióticos. Los investigadores construyeron una placa de Petri muy grande, dividida en bandas verticales. En cada banda pusieron un medio de cultivo (agar, una sustancia gelationosa hecha de azúcares extraída de algas marinas muy usadas para experimentos con bacterias). Desde las bandas exteriores, fueron aumentando las unidades de antibiótico hacia el centro de la cápsula: en las más alejadas del centro no se aplicó antibiótico, en las siguientes 10 unidades, luego 100 y en la central se terminó con 1000 unidades de antibiótico. Por dos semanas filmaron cómo la bacteria Escherichia coli lograba adaptarse y sobrevivir generando resistencia para poder llegar finalmente al centro (2). Como los tiempos entre una generación y otra son muy reducidos en bacterias (aproximadamente media hora por generación en un medio de cultivo como el agar), durante esas dos semanas las bacterias podrían haber acumulado tantas mutaciones como lo hemos hecho los humanos desde el Paleolítico (¡50.000-10.000 años atrás!). Sí, está viendo con sus propios ojos un proceso evolutivo por selección natural en acción (¿Se le puso la piel de gallina? A mí también :)  ).
Sep-27-2016-00-30-53.gif_(GIF_Image_320__173_pixels).gif
Time-lapse de resistencia bacteriana. La flecha al inicio de la animación marca la aparición de un mutante resistente al antibiótico. Éste se propaga a una velocidad impresionante. Lo que usted ve, entonces, es cómo el linaje de este mutante resistente va colonizando todo el medio.

Blah, superbichos, blah, antibióticos, blah. Algo nos quieren vender, ¿cierto?

Ojalá fuera así de fácil. Ojalá fuese un problema económico, de patentes o político. El problema acá es que realmente estamos indefensos contra ciertas bacterias: no existen antibióticos efectivos contra algunas bacterias causantes de enfermedades que se creían superadas o, al menos, fuertemente controladas.

¿De qué estamos hablando, exactamente?

La clamidia, gonorrea, sífilis, tuberculosis y otras enfermedades (1) en algunos casos se han vuelto imposibles de tratar. La resistencia a los antibióticos ha ido en rápido aumento en los últimos años, reduciendo las opciones de tratamiento.
En el caso de la gonorrea, se han detectado cepas que no reaccionan a NINGÚN antibiótico existente y han forzado a la OMS a actualizar las guías clínicas de tratamiento (3).
En el caso de la tuberculosis, el fenómeno ha ido creciendo. Se le llamó inicialmente tuberculosis resistente, luego multirresistente y luego extremadamente resistente (4). ¿Observa un patrón?
Para que quede completamente claro: si se contagia con una superbacteria en pleno 2016, no importa ni cuánto dinero tenga ni dónde viva: no hay antibiótico que funcione. No importa la dosis, no importa nada. Las bacterias son muy equitativas y democráticas: atacarán a cualquiera, sin ningún tipo de discriminación.
No estamos exagerando. Y el culpable de esto está muy cerca suyo.

Un poco de historia de antibióticos y la pièce de résistance

Existen registros del uso de antibióticos desde hace muchísimos años (Antiguo Egipto, Grecia y China... ¡En serio!). Pero la era moderna de los antibióticos se inició en 1928 con el descubrimiento de la penicilina por Sir Alexander Fleming (5). Desde ese momento, los antibióticos han transformado la medicina moderna y han salvado millones de vidas.
Poco tiempo después comenzaron los problemas. Las bacterias generaron resistencia a la penicilina y lo mismo sucedió con muchos otros antibióticos:
Resistencia_ok.png
Modificado de Ventola (5). Traducción: Nicolás Segovia. Ilustración: Kurt Zahn. Diseño e infografía: Patricia Zavala.Nota: el uso de la penicilina era limitado antes del uso generalizado de la población en 1943. Modificado de Ventola (5). Traducción: Nicolás Segovia. Ilustración: Kurt Zahn. Diseño e infografía: Patricia Zavala
Fleming recibió el Premio Nobel de Medicina en el año 1945. En su discurso de aceptación dijo:
Captura-de-pantalla-2016-09-25-22.15.19.png
Extracto discurso de Sir Alexander Fleming (1945)
«Llegará un momento en que la penicilina podrá ser comprada por cualquiera en los negocios. Existe el peligro de que un hombre ignorante pueda fácilmente aplicarse una dosis insuficiente de antibiótico y, al exponer a los microbios a una cantidad no letal del medicamento, los haga resistentes».
Como puede ver, desde la década de 1940 que este tema era relevante. Como sociedad hemos sido muy negligentes con nosotros mismos al no tomar en serio esta advertencia, lo que nos ha llevado a una situación muy compleja. El panorama a futuro se ve apocalíptico:
Comic.png
Imagen traducida del cómic «Surgeon X» que ilustra el apocalipsis de antibióticos. Más información acá

Soa Bachelé, ¡¡haga algo!!

Hace pocos días, la ONU (Organización de las Naciones Unidas) realizó una reunión de Alto Nivel para actuar sobre este tema. Para que se haga una idea, sólo se había llamado a una reunión de esta índole por temas de salud en tres ocasiones anteriores: para discutir el VIH, las Enfermedades Crónicas y el Ébola. Comprenderán, por lo tanto, que no es una reunión sin importancia y que las conclusiones derivadas de ella tienen impacto global. En la declaración señalan (6):
Por primera vez, los Jefes de Estado se comprometen a enfrentar, de manera amplia y coordinada, las raíces de la resistencia a los antimicrobianos de forma multisectorial, especialmente en relación a la salud humana, salud animal y agricultura.
Los elevados niveles de resistencia observados actualmente son el resultado del abuso y el mal uso de antibióticos y otros antimicrobianos en humanos, animales (incluyendo la piscicultura) y cultivos, además de la propagación de residuos de estos medicamentos en los suelos, cultivos y en el agua.
Se hace un llamado a que los países hagan mejor uso de herramientas existentes y económicas para prevenir infecciones en humanos y animales. Éstas incluyen las vacunas, saneamiento básico y acceso a agua potable, y medidas de higiene apropiadas en hospitales y en la producción animal.
WHO-map.jpg
Mirada global sobre la propagación de resistencia a antibióticos realizada por la OMS. Ojo con las áreas verdes del mapa, que corresponden al número de medicinas antirresistentes que han sido solicitadas en cada área (al menos para las áreas que cuentan con esa información). Disponible acá.

¿Y cómo andamos por casa?

Para enfrentar este problema, es necesaria la intervención a través de políticas públicas. Chile ha sido pionero en establecer la obligatoriedad de la receta médica en la prescripción de antibióticos desde el año 1999. Una medida eficaz que permitió descender inicialmente el consumo indiscriminado de estos medicamentos y que instaló la «prescripción responsable» en los profesionales de la salud y la población en general (7). Desafortunadamente, este impacto positivo no duró mucho tiempo, pues desde el año 2002 volvió a aumentar el consumo a niveles similares a los existentes antes de esta normativa (8).

¿Qué podemos hacer?

A nivel profesional, podemos contribuir a que los médicos se encuentren actualizados con las nuevas guías clínicas de tratamiento. Puede preguntarle a su médico si está al tanto de las recomendaciones de Naciones Unidas, OMS, FAO y CDC. En caso de que les reste importancia o le diga que esto no es un problema serio... Mejor considere otra opinión. A nivel personal, hay varias recomendaciones sencillas que puede seguir:
Sea vivo y no pida antibióticos por resfrío.
Tampoco tome antibióticos o antivirales por su cuenta (en ningún caso, ni siquiera por infección urinaria: ¡siempre con receta médica!).
Batman.gif
En caso de que un médico le recete antibióticos... ¡Complete el tratamiento! Aunque se sienta bien al tercer día DEBE tomarse el curso completo, de lo contrario puede estar aportando a la resistencia (9).
No use jabones antibacteriales. La FDA considera que no es mejor que usar agua y jabón normal. No han demostrado ser seguros y estarían aportando a desarrollar resistencia a los antibióticos (10).
Lávese las manos y use condón. Vacúnese y vacune a sus hijos. La mejor medida para evitar infecciones es la prevención primaria: no enfermarse :)

Referencias

1.
World Health Organization. Resistencia a los antimicrobianos [Internet]. Centro de Prensa. 2015 [citado 26 de septiembre de 2016]. Disponible en: [www.who.int]
2.
Harvard Medical School. Bugs on Screen [Internet]. News. 2016 [citado 26 de septiembre de 2016]. Disponible en: [hms.harvard.edu]
3.
World Health Organization. La creciente resistencia a los antibióticos obliga a actualizar las recomendaciones sobre el tratamiento de las infecciones de transmisión sexual [Internet]. Centro de Prensa. 2016 [citado 25 de septiembre de 2016]. Disponible en: [www.who.int]
4.
Center for Disease Control and Prevention. Tuberculosis extremadamente resistente (XDR) [Internet]. Tuberculosis (TB) - Español. 2013 [citado 25 de septiembre de 2016]. Disponible en: [www.cdc.gov]
5.
Ventola CL. The Antibiotic Resistance Crisis: Part 1: Causes and Threats. Pharmacy and Therapeutics. 2015;40(4):277-283.Disponible en: [www.ncbi.nlm.nih.gov]
6.
United Nations. PRESS RELEASE: High-Level Meeting on Antimicrobial Resistance [Internet]. General Assembly of the United Nations. 2016 [citado 26 de septiembre de 2016]. Disponible en: [www.un.org]
7.
Bavestrello F Luis, Cabello M Angela, Casanova Z Dunny. Impacto de medidas regulatorias en la tendencia de consumo comunitario de antibióticos en Chile. Rev. méd. Chile  [Internet]. 2002  Nov [citado  2016  Sep  26] ;  130( 11 ): 1265-1272. Disponible en: [www.scielo.cl].
8.
Bavestrello F L, Cabello M Á. Consumo comunitario de antimicrobianos en Chile, 2000-2008. Revista chilena de infectología. abril de 2011;28(2):107–12. Disponible en: [www.scielo.cl]
9.
World Health Organization. Does stopping a course of antibiotics early lead to antibiotic resistance? [Internet]. Online Q&A. 2015 [citado 28 de septiembre de 2016]. Disponible en: [www.who.int]
10.
Food and Drug Administration. Antibacterial Soap? You Can Skip It -- Use Plain Soap and Water [Internet]. Consumer Updates. 2016 [citado 26 de septiembre de 2016]. Disponible en: [www.fda.gov]