Search

Antenas de celular, radiaci贸n y c谩ncer: otra onda

Autor
Categor铆a
F铆sica
Home
Tecnolog铆a
Fecha de Publicaci贸n
2016/09/29
Temas
6 more properties
脷ltimamente se ha hecho noticia por la protesta de vecinos que piden la remoci贸n de antenas de celular instaladas en algunos barrios de Concepci贸n. No son nuevos los casos en Chile en contra de la instalaci贸n de antenas celulares, ya sea en el Gran Concepci贸n, la Quinta Regi贸n o en las cercan铆as de Temuco, s贸lo por nombrar algunos de los disponibles en la prensa nacional.
驴Los motivos de la protesta? M煤ltiples, que var铆an desde respeto a las concesiones hasta posibles casos de corrupci贸n, pero todos compartiendo el factor com煤n de que las antenas de transmisi贸n celular ser铆an, supuestamente, altamente contaminantes o da帽inas para la salud. 芦A pesar de que se ha dicho mucho que son inocuas, nosotros sabemos que son altamente contaminantes y muy da帽inas para la salud禄, dice un dirigente de la octava regi贸n. En la quinta regi贸n, los vecinos se declaran 芦evidentemente preocupados por las radiaciones que emite este tipo de antenas, y que conocidamente provocan trastornos de salud a largo plazo, y trastornos en marcapasos u otros implementos tecnol贸gicos de salud, en el corto plazo禄; y una dirigente de la novena regi贸n dice que sabe 芦lo perjudicial que es para la salud de los ni帽os, de los ancianos禄.
驴Es de verdad as铆? Revisemos lo que se ha estudiado al respecto.

Al parecer... no es tan as铆

Todo indica que esto聽comenz贸 en Estados Unidos el a帽o 1993, cuando ac谩 en Chile s贸lo el 1% de la poblaci贸n (todos ellos en Vitacura) utilizaba tel茅fonos celulares. Ese a帽o, el famoso entrevistador Larry King invit贸 a su talk show a David Reynard, un joven de Florida que afirmaba que su esposa hab铆a muerto a causa de un c谩ncer cerebral desarrollado por el uso de su tel茅fono celular. Es m谩s, la forma del tumor era exactamente igual a la antena del aparato (para los millennials, vale la pena explicar que antiguamente los tel茅fonos celulares usaban antenas externas). Reynard llev贸 su caso a la corte, la que finalmente fall贸 en contra debido a 芦la incertidumbre de la evidencia鈥 la hip贸tesis cient铆fica especulativa y a la falta de estudios epidemiol贸gicos
Por supuesto, esta falta de evidencia no impidi贸 que surgiera la preocupaci贸n entre la gente. A partir de este caso, aparecieron m谩s y m谩s casos, propiciados por la completa falta de entendimiento y estudios v谩lidos sobre un fen贸meno nuevo, pero atemorizante.
Esta sugesti贸n sigue el principio de precauci贸n, el que mantiene que si algo tiene el potencial de causar un gran da帽o a un gran n煤mero de gente, entonces incluso sin la evidencia de la existencia de este da帽o, la responsabilidad de demostrar que el peligro no es real recae sobre los 芦no creyentes禄. El principio de precauci贸n es un argumento regularmente d茅bil por dos razones: 1. La dificultad existente en probar un negativo 鈥 que no hay efecto; 2. Causa alarma y angustia innecesaria en la poblaci贸n.
La relaci贸n entre celulares y c谩ncer es un caso t铆pico de una p茅sima aplicaci贸n del principio de precauci贸n, en los siguientes p谩rrafos veremos porqu茅. Pero primero hay que saber qu茅 es la radiaci贸n electromagn茅tica.

M谩s despacio, cerebrito. 驴Qu茅 es la radiaci贸n electromagn茅tica?

La radiofrecuencia es una forma de radiaci贸n electromagn茅tica. Hay muchos tipos de radiaci贸n electromagn茅tica que pueden clasificarse de acuerdo a su frecuencia, que se mide en una unidad llamada Hertz (Hz) (en honor a un se帽or de apellido Gonz谩lez... Perd贸n, Hertz, siempre los confundo). La frecuencia corresponde al n煤mero de ciclos de una onda que pasa por un punto de referencia por cada segundo. A frecuencias m谩s bajas, la radiaci贸n tiene menos energ铆a y viceversa.
Muchos tipos de radiaci贸n conocidos (la radio, las se帽ales de televisi贸n, la luz del sol, los rayos X) se pueden ordenar de acuerdo a su frecuencia en una escala conocida como el espectro electromagn茅tico (puede repetirlo con voz grave y sonar culto, no falla). En frecuencias bajas est谩n las microondas, las ondas de radio y las ondas infrarrojas. Subiendo la frecuencia podemos encontrar todos los colores de la luz visible, y subiendo m谩s a煤n podemos encontrar las ondas ultravioleta. Sobre este nivel podemos encontrar unas ondas que tienen mucha energ铆a. Dichas ondas se conocen como radiaci贸n ionizante, pues tienen tanta energ铆a que son capaces de perturbar otras mol茅culas (e 芦ionizarlas禄). Dentro de este 煤ltimo rango est谩n los rayos X y los rayos gamma. Las ondas que no est谩n en este nivel se conocen como... radiaci贸n no ionizante (duh).
Espectro electromagn茅tico (Universidad de la Rep煤blica - Uruguay www.fing.edu.uy)
Resumiendo: la energ铆a de la radiaci贸n electromagn茅tica est谩 determinada por su frecuencia; la radiaci贸n ionizante es de alta frecuencia, por lo tanto, de alta energ铆a; mientras que la radiaci贸n no ionizante es de baja frecuencia, es decir, de baja energ铆a. (Nota: nos cost贸 mucho redactar esta frase)
Los campos electromagn茅ticos en el rango de la radiofrecuencia son usados en telecomunicaciones, incluyendo tel茅fonos celulares, televisi贸n y radiofon铆a. N贸tese que, de acuerdo al diagrama, las frecuencias de la radiaci贸n usada en transmisiones de comunicaciones est谩n en el rango m谩s bajo de la escala (entre 10410^4 Hz y 101010^{10} Hz), lejos de la zona de la radiaci贸n ionizante (que empieza alrededor de los 101510^{15} Hz, eso es un 1 seguido de 15 ceros y es un n煤mero est煤pidamente alto).
El cuerpo humano absorbe energ铆a de dispositivos que emiten radiaci贸n electromagn茅tica de radiofrecuencia. La cantidad de energ铆a absorbida se estima utilizando una unidad de medida llamada tasa de absorci贸n espec铆fica (SAR por sus siglas en ingl茅s), la que se expresa en watts por kilogramo de peso del cuerpo (W/kg). Las normas de telecomunicaciones de cada pa铆s son las que definen los niveles m谩ximos de SAR de los dispositivos m贸viles, que en el caso de Chile se encuentran entre 1.6 y 2.0 W/kg.

驴Y qu茅 dice la evidencia?

Ya est谩 comprobado que la exposici贸n a la radiaci贸n ionizante, como la de los rayos X, aumenta el riesgo de la aparici贸n de c谩ncer (1)聽. Esto hace que no sea buena idea pasar todo el d铆a tom谩ndose radiograf铆as o ir a vacacionar a Chernobyl. Sin embargo, con la radiaci贸n no ionizante el efecto puede ser bastante diferente. A pesar de que una diversa cantidad de estudios ha examinado los potenciales efectos a la salud de la radiaci贸n no ionizante proveniente de dispositivos como radares, hornos microondas, tel茅fonos celulares y otras fuentes (2, 3), no existe evidencia consistente de que la radiaci贸n no ionizante aumente el riesgo de contraer c谩ncer (4).
La 煤nica consecuencia de la interacci贸n entre la energ铆a de radiofrecuencia y el cuerpo humano es el calentamiento. La capacidad de los hornos microondas de calentar nuestra comida es un claro ejemplo de este efecto de la energ铆a de radiofrecuencia. En el caso de las frecuencias utilizadas por los tel茅fonos m贸viles, efectivamente causan un aumento de temperatura en el 谩rea del cuerpo donde el tel茅fono u otro aparato se sostenga (oreja, cabeza, etc.), sin embargo la mayor parte de la energ铆a es absorbida por la piel y otros tejidos superficiales, de modo que el aumento de temperatura en el cerebro o en otros 贸rganos del cuerpo es insignificante.
En varios estudios (siendo el 芦Interphone禄, realizado por la Agencia Internacional para la Investigaci贸n del C谩ncer 鈥擨ARC鈥 perteneciente a la OMS, uno de los m谩s concluyentes (5))聽se han investigado los efectos de los campos de radiofrecuencia en la actividad el茅ctrica cerebral, la funci贸n cognitiva, el sue帽o, el ritmo card铆aco y la presi贸n arterial en voluntarios. Hasta la fecha, esos estudios indican que no hay pruebas fehacientes de que la exposici贸n a campos de radiofrecuencia utilizados por los tel茅fonos m贸viles tenga efectos perjudiciales para la salud. Uno de los estudios m谩s recientes se llev贸 a cabo en Australia, en el que se revis贸 la incidencia de tumores cerebrales entre los a帽os 1982 y 2013, siendo en 1987 el inicio del uso de tel茅fonos m贸viles. Los resultados (6)聽indicaron que no existe un aumento en la incidencia de tumores cerebrales durante estos a帽os, excepto en el grupo etario entre 70 y 84 a帽os, para los que se hipotetiza que el avance en los m茅todos de detecci贸n explica el aumento de incidencia en el grupo m谩s longevo.
Adem谩s, tampoco se ha conseguido probar que exista una relaci贸n causal entre la exposici贸n a campos electromagn茅ticos y ciertos s铆ntomas notificados por los propios pacientes, fen贸meno conocido como 芦hipersensibilidad electromagn茅tica禄.

La guinda de la torta

Lo anterior se refiere a los supuestos efectos cancer铆genos en general causados por ondas electromagn茅ticas en la onda de radiofrecuencia que, como ya vimos, no se han podido demostrar. Centr茅monos ahora en el caso espec铆fico de las antenas de celulares. 驴Podr铆a pasar algo en las antenas de celulares que sea peligroso?
Ya vimos que las antenas de celulares funcionan emitiendo ondas electromagn茅ticas en el rango de las telecomunicaciones (o sea, de frecuencia muy baja, no ionizantes). Pero adem谩s, por si fuera poco, estas ondas se emiten desde altura, de manera intermitente, y de manera casi paralela al suelo. Las ondas no van apuntando directamente hacia las zonas cercanas a la antena, si no que m谩s bien se emiten hacia el horizonte (salvo un 谩ngulo conocido como el tilt). Esto hace que la exposici贸n a las ondas electromagn茅ticas desde una antena de celulares sea muy baja, incluso si est谩s parado cerca de su base (7).
Grandes personas murieron creando esta infograf铆a.
Para comparar: el nivel de energ铆a recibido al estar cerca de una antena de celular no es sustancialmente diferente al que se recibe de manera constante por otro tipo de ondas electromagn茅ticas usadas en comunicaci贸n, por ejemplo las ondas de televisi贸n y de radio. De manera un tanto ir贸nica, el nivel de energ铆a recibido de una antena es much铆simas veces menor... al recibido al usar un celular pegado al lado de la oreja. Y como ya vimos, incluso en este caso, la relaci贸n entre uso de celular y c谩ncer no se ha podido demostrar.

Conclusi贸n

Hasta el d铆a de hoy, no existen pruebas de una relaci贸n entre la radiaci贸n electromagn茅tica de radiofrecuencia y el desarrollo de tumores o c谩ncer en seres humanos. Si bien la mayor preocupaci贸n recae en el uso masivo de tel茅fonos celulares, lo que conlleva la construcci贸n de m谩s y m谩s antenas celulares, debemos tener claro que si bien emiten radiaci贸n, esta no es del tipo que puede generar tumores o c谩ncer (ni darnos superpoderes ?). Por lo tanto, eliminar las antenas por posibles consecuencias da帽inas en la salud de la poblaci贸n cercana es un desprop贸sito.
Por 煤ltimo, elim铆nenlas porque se ven bien feas. Sobre todo cuando las disfrazan de 谩rboles.

Referencias

1.
Elaine Ron, Ionizing Radiation and Cancer Risk: Evidence from Epidemiology. Radiation Research. Vol. 150, No. 5s, pp. S30-S41. (1998)
2.
S. Kwee, P. Raskmark, Changes in cell proliferation due to environmental non-ionizing radiation 2. Microwave radiation.聽Bioelectrochemistry and Bioenergetics 44, 251鈥255 (1998).
3.
Kwan-Hoong Ng, Non-Ionizing Radiations鈥揝ources, Biological Effects, Emissions and Exposures.聽Proceedings of the International Conference on Non-Ionizing Radiation at UNITEN (ICNIR, 2003).
4.
SCENIHR, Scientific Committee on Emerging and Newly Identified Health Risks: Potential health effects of exposure to electromagnetic fields (EMF) (2015).
7.
American Cancer Society, Cellular Phone Towers [Internet]. [citado 29 de septiembre de 2016]. Disponible en www.cancer.org